Shopping cart

¿El cannabis te hace caminar dando tumbos?

· Noticias, curiosidades marihuana

Bien sabido es que consumir marihuana nos produce un placer y bienestar difícil de describir; por eso la hemos convertido en nuestra planta favorita. No obstante, se recomienda siempre ser responsables y consumirla con cautela, para evitar los hipotéticos efectos negativos que sobrevienen cuando nos excedemos. Una de las posibles consecuencias de fumar cannabis que algunos expertos están tratando de dilucidar es la forma de caminar, que cambia y se vuelve más torpe. ¿Lo has notado?

¿El cannabis te hace caminar dando tumbos?

Parece que cada vez crece más el interés por entender cómo el cannabis afecta al cuerpo humano, sobre todo cuando la legalización, ya sea recreativa o medicinal, está en alza. A todos los efectos que puede producir en nuestro comportamiento se añade uno nuevo según la ciencia: fumar marihuana podría cambiar nuestra manera de caminar permanentemente.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Australia Meridional ha publicado un estudio que analiza la relación entre el consumo de cannabis y la forma de caminar de sus adeptos después de fumarla, inhalarla o comerla. El objetivo es comprobar si los adultos que habían consumido podían mantener o no el equilibrio minutos después, al ponerse en pie y andar, partiendo de la hipótesis de que con la marihuana de por medio vamos por ahí dando tumbos. 

En 2006, una investigación del ‘Psychopharmacology’ fue el reflejo de esta conjetura: concluía que se producía deterioro en la capacidad motora de los individuos de un experimento que habían tomado marihuana de alta potencia (con 13 % de THC). Esto condujo a pequeños déficits, como cambios en el equilibrio durante las siguientes seis horas. Las deficiencias fueron más pronunciadas en las primeras dos horas después de haber fumado. En las otras cuatro, los efectos eran menores pero perceptibles.

Asimismo, en 2008, otro estudio, también de ‘Psychopharmacology’, observó un trastorno evidente en la estabilidad de las personas al moverse cuando se les proporcionaba unos niveles de THC más altos. Parece que existe una relación entre tomar una dosis importante de cannabis y su uso frecuente, porque cuando estos índices son altos el movimiento del usuario varía. 

El nuevo informe de los expertos de la Universidad de Australia Meridional explica que se analizaron dos grupos de 22 personas cada uno, con edades comprendidas entre 18 y 49 años. La primera mitad no contaba con antecedentes de consumo de ningún tipo de sustancias. La segunda sí tenía un historial de marihuana en su organismo, pero no de otros compuestos.

A la muestra de 44 personas se la sometió a una prueba de detección de elementos del cannabis, una de marcha y equilibrio (mediante un sistema de captura de movimiento) y un examen neurológico del desplazamiento que hacía cada individuo. El diagnóstico fue contrario a los estudios anteriores, pero bastante claro: el cannabis se asocia con cambios en ciertos aspectos de la motricidad de una persona, pero las percepciones son mínimas, es decir, casi indetectables clínicamente.

Por lo tanto, los profesionales no detectaron apenas discrepancias entre ambos grupos con respecto a la velocidad en el andar. De lo que sí se percataron es de que las rodillas de una persona que ha consumido marihuana iban más rápido durante el trayecto (un 7 % más que los que no consumen) y que tendía a mover menos los hombros.

Pero esto solo está relacionado con el movimiento de las articulaciones, no con la velocidad o el equilibrio durante la marcha, sobre la que no observaron nada extraño en ninguno de los participantes en la investigación.

Hay que decir que el estudio tiene algunas limitaciones. Por ejemplo, el tamaño de la muestra es pequeño, por lo que hay posibilidad de un alto margen de error. Lo mismo ocurrió con la investigación de 2006: se analizaron tan solo a 20 personas de entre 19 y 29 años (14 hombres y seis mujeres). Esto significa que todavía hay una serie de cuestiones que deben ser abordadas, como la duda de si consumir frecuentemente la planta para fines recreativos supone un daño elevado en la forma de andar a largo plazo. Averiguar las respuestas a este tipo de preguntas requiere de una exploración más amplia y detallada, que se realice por más tiempo. 

A medida que la despenalización de la marihuana se acelera en los Estados Unidos y en otros países, se realizan más análisis pormenorizados de los efectos que tiene esta en nuestra anatomía. Aunque, en este caso, todavía no hay un resultado unánime con el que estén de acuerdo todos los expertos. Mientras se ponen de acuerdo sobre si realmente te tambaleas al andar, te animamos a disfrutar tranquilamente de un consumo responsable.

Volver arriba