Shopping cart

Cómo triturar marihuana para obtener buenos resultados

· Noticias, curiosidades marihuana

Existen diversas maneras a nuestro alcance para triturar los cogollos de cannabis para su consumo. Y lo mejor: algunas de ellas de andar por casa y muy eficaces. Presta atención si quieres preparar la hierba sin perder la potencia que poseen los cannabinoides. En nuestro catálogo puedes hacerte con algunos de esos utensilios imprescindibles.

Cómo triturar marihuana para obtener buenos resultados

Ya tienes en mano el cogollo y te mueres de ganas por hacerte un canuto con él. Ahora, debes decidir cómo lo desmenuzas para cumplir tu objetivo. Por supuesto, existen los maravillosos 'grinder' para triturarlos con facilidad. Pero además, existen formas más caseras de conseguir marihuana lista para consumir, con utensilios de andar por casa.

Una de las opciones incluye una moneda. Sí, imaginamos la cara que has puesto al leerlo, pero no es una broma: puede ser una herramienta excelente que te ayudará a obtener, por ejemplo el mejor ‘kief’: un concentrado con altos niveles de THC. Además del ‘grinder’, te enseñamos algunos métodos sencillos para triturar tu cannabis y que te servirán cuando no tengas este a mano.

El famoso 'grinder': cómo funciona

El 'grinder' es un artilugio de dos o más piezas que permite triturar los cogollos de la marihuana sin romper los tricomas, manteniendo todo su efecto. Basta con colocar los cogollos en una de sus bases, cerrarla con su contraparte, y girar ambas en sentido contrario para moler el cannabis. Hay varios tipos: de dos o cuatro piezas, de piedra, de madera, eléctricos… En el catálogo de Semillas de Marihuana hay muchos para elegir. Nosotros te recomendamos este de cuatro partes, que cuenta con polinizador.

Una moneda a modo de martillo

Tanto en un 'grinder' como en cualquier otro recipiente puedes usar una moneda para triturar marihuana que, además de ser un sistema más seguro que la cuchilla de afeitar, hará posible la liberación de más tricomas. Puede que estés preguntándote si debes utilizar un tipo especial de moneda; la respuesta es negativa, pero el tamaño debería ser similar al de un 'grinder', si es que lo usas.

En ese caso, deja caer la moneda en la capa intermedia, es decir, donde va la hierba. Posteriormente, cierra el molinillo y déjalo en la nevera el tiempo necesario para que se enfríe lo suficiente, es decir, unos 20 o 30 minutos. Cuando haya transcurrido ese período, retíralo y agítalo, para que la moneda actúe como un martillo y saque el ‘kief’ retenido en los cubículos. 

Si no usas un 'grinder', coge un envase, coloca la planta dentro, cierra la tapa y sacúdelo. Verás cómo la moneda será capaz de romper los cogollos más densos o que se encuentren húmedos. Ten siempre presente que debe ser un recipiente duro, no una bolsa de plástico, por ejemplo, ya que podría romperse en el intento y la marihuana acabaría saliéndose.

A la antigua usanza: con las manos

Método más económico, imposible. Usa una de tus palmas como cuenco y presiona con los dedos de la otra el cogollo para desmenuzarlo. Te recomendamos que te las laves antes y frotes el cannabis con papel pergamino antiadherente, porque con este procedimiento artesano la resina se puede quedar pegada en tu piel y esto supone dejar por el camino tricomas con altas concentraciones de THC. Cuando termines, raspa la resina con una tarjeta de crédito o una llave, por ejemplo, para añadirla al canuto más fácilmente. 

Con un agitador de polen

Coloca la planta en el envase y ciérralo, luego déjalo enfriar durante 45 minutos en el congelador. Cuando lo retires, sacúdelo fuertemente durante unos diez minutos y… ¡tachán! Ya tienes otra mezcla que conserva los tricomas. Este método requiere de más tiempo y mayor fuerza, pero es también una opción viable. En el catálogo de Semillas de Marihuana tenemos buenos agitadores. Te aconsejamos el Polen Maker, con capacidad para 10 o 15 gramos de planta seca.

A molerlo como café

Los más adeptos del cannabis preferirán este método por encima de cualquier otro, porque es el que permite desmenuzar grandes cantidades. El inconveniente es que el aroma podría contaminar la marihuana: intenta limpiar bien la herramienta antes y después de usarla para evitar al máximo que esto suceda. También, si la resina se queda atrapada en los recovecos del molinillo, no temas en usar una tarjeta de crédito o una llave para recuperarla.

El tándem perfecto: tabla de cortar y cuchillo

Si sueñas con una marihuana bien triturada, este también puede ser un buen sistema. Es tan sencillo como te lo imaginas: coloca los cogollos encima de la tabla y córtalos cuidadosamente con el cuchillo. Eso sí, no emplees tablas que hayas usado previamente para las cebollas o el ajo, porque, como ocurriría con el molinillo de café, su olor habrá quedado impregnado y, por tanto, puede pasarse a la marihuana. Y no queremos eso, ¿verdad?

Rallando cannabis como queso

Con ingenio y maña, no hay excusas. Utiliza un rallador para triturar tus cogollos sobre una superficie limpia. No te olvides de la limpieza, vital si luego no quieres lamentarte por fragancias extrañas en la marihuana. Para los amantes de la cocina y el cannabis es la combinación perfecta.

Machaquemos bien nuestra planta favorita… ¡con un mortero!

Quédate a gusto aplastando bien los cogollos hasta que estén en su punto para fumarlos. Te decimos lo de siempre: lava bien el mortero antes y después para impregnar lo menos posible la marihuana de otros olores indeseados y para que el cannabis no se mezcle con lo que vayas a machacar luego.

Un poco de ‘Art Attack’: tijeras y… ¡un vaso de chupito!

Pon el cogollo en un vaso de este tipo y córtalo desde ahí con las tijeras para que caiga dentro de él. Es una excelente manera de evitar lo que sucede cuando lo haces con las manos, pues no se te queda pegada la resina. Si no cuentas con este tipo de recipiente, utiliza cualquier otro vaso, pero entonces será importante que lo inclines para que puedas cortar mejor los cogollos, al estar estos amontonados. El de chupito es ideal, porque, al ser alto, el cannabis no se cae, y al ser pequeño, la planta puede ser triturada con eficacia.

Ya lo has visto, todo es cuestión de buscar alternativas factibles. Escoge el método que más vaya contigo, dependiendo también de qué resultado quieres conseguir. ¡Adelante! 


El post Cómo triturar marihuana para obtener buenos resultados forma parte de nuestros consejos prácticos para el cultivo de marihuana

Puedes leer más acerca de cultivar marihuana, y acceder a nuestro growshop

Volver arriba