Shopping cart

¿Por qué se forman cogollos blancos en el cannabis?

· Cultivo marihuana

Sí: por extraño que parezca, los cogollos blancos existen. El albinismo no solo puede darse en humanos o animales, sino también en las plantas. Aunque, por supuesto, en contadas ocasiones. Pocos han tenido la suerte de verla en cuerpo presente, y por eso casi roza la leyenda. Pero la divulgación de fotos en los foros de Internet en las que la marihuana parecía más bien nieve ha sembrado las dudas y, sobre todo, la curiosidad de cómo se forman.

¿Por qué se forman cogollos blancos en el cannabis?

Algunas plantas de marihuana llevan el invierno puesto. De repente, su apariencia verde adquiere tonos blanquecinos, dejando atónitos a los cultivadores mientras hacen conjeturas sobre qué habrán hecho mal. Desde que internet se ha llenado de imágenes que muestran cogollos total o parcialmente blancos, las habladurías han dejado de ser rumores y los análisis para descubrir por qué le sucede esto a ciertas plantas no han tardado en aparecer. Te contamos los motivos de este fenómeno.

Modificación genética

Al parecer, la causa principal es una mutación genética, producida por la alteración de los genes que controlan la producción de clorofila. Sin embargo, algunos lo han achacado a las lámparas de alta intensidad, capaces de originar una fuerte decoloración. La mutación tiene nombre: variegación. Cuando aparece, la planta puede cambiar por completo de color si ha sido víctima de un doble gen albino. En cambio, en casos leves, se blanquea solo una parte más bien por un mal funcionamiento de los genes reguladores de la clorofila. 

Exceso de luz

La blancura de estas plantas puede producirse, si no por cambios en sus genes, por la incisión de luces de alta intensidad (HID). No obstante, aquí ya no hablamos de albinismo, sino de decoloración. Lo que ocurre exactamente es que se queman los fotopigmentos de la clorofila, y esto se traduce en plantas de menor calidad, porque no cuentan con la energía necesaria para desarrollarse correctamente. 

Bajas en tetrahidrocannabinol

Digamos que, por muy bonitas que puedan ser, será mejor que las reserves para cuando quieras sacar tu cámara de paseo y hacer bonitas fotografías, pero no para consumirlas. Según algunos expertos, y en línea con lo que comentábamos antes, estas matas pálidas, al no contar con los elementos básicos para realizar bien la fotosíntesis, no producen buenos niveles de cannabinoides. 

Quizás, de las que cuenten solo con algunas partes blanquecinas puedas aprovechar las zonas verdes que sí procesan la luz del sol. De todas formas, lo más probable es que no satisfagan tus deseos recreativos de consumo, porque faltan los factores clave para producir cannabinoides óptimos.

Esperanza de vida de marihuana albina

Si das con una planta de cannabis blanca en tu jardín, aprovecha para admirarla bien, porque no suele durar mucho, debido a las modificaciones genéticas que sufre. No obstante, algunas logran sobrevivir más tiempo a través de métodos parasitarios, es decir, robando los nutrientes a las plantas de su alrededor. En este sentido, debes plantearte si quieres conservarla en tu huerto para observar su encanto o directamente la eliminas para no correr el riesgo de perjudicar el resto del cultivo.

Contradicciones: pruebas que confirman alto nivel de THC

En medio de esta rareza, y para la sorpresa de algunos, ha sucedido algo insólito en la granja Vashon Velvet. Susan Gress, productora de cannabis, comenzó a usar luces led para cultivar marihuana y notó cómo aparecían puntas blancas en los cogollos. Era algo que nunca había visto y, extrañada, llamó a varias personas para que fueran a observar lo ocurrido por si tenían una explicación al respecto.

El primero de ellos fue Bob Montoya, un fotógrafo que trabaja para el medio NW Leaf. Fue preparado con una lente macro de alta calidad para tomar imágenes de las plantas lechosas y, cuando Gress le preguntó si se veían así porque estaban dañadas, contestó: “¡Nunca he visto nada parecido, son como tricomas encima de tricomas!”.

Más tarde, acudió a la cita Ethan Russo, reconocido neurólogo e investigador en  psicofarmacología muy involucrado en la exploración de los efectos y beneficios del cannabis. Cuando observó detenidamente las puntas blancas de estos cogollos, se percató de que se encontraban sanas

Así que, para disipar las dudas, Gress se llevó las plantas para hacerles pruebas. Los resultados fueron asombrosos: "Encontramos que tienen concentraciones de THC y terpenos mucho más altas que el resto de la planta", señaló. Por lo tanto, no había motivos para preocuparse por posibles fallos en el jardín, pero sí para alegrarse, porque tenía en sus manos un tipo de cannabis buscado con ansias por los consumidores. Pero, no convencida del todo, decidió explorar más e investigar cómo es que llegaron a aparecer en la granja. 

"Buscamos en Google y leímos que, de ser así, las puntas debían estar dañadas, blanqueadas o quemadas. Pero parecían tan saludables que no lo creíamos. Es poco probable que las puntas estén quemadas, porque el resto de la planta mostraría los mismos signos. Las hojas más bajas perderían su color, se encogerían y morirían, y el mismo cogollo moriría en lugar de teñirse de blanco”, explica Gress.

Sistemas de luz led

A pesar de que muchos comentan que las puntas se blanquean por la intensidad de la luz que incide en ellas, una gran parte de cogollos en Vashon Velvet han terminado produciendo estos tipos extraños sin haber estado cerca de un led. Además, estos apenas producen calor, por lo que pueden manejarse sin miedo a calcinar los brotes. 

Lo que cree Gress es que, independientemente de las matas blancas, los ledes han beneficiado la salud de las plantas; por ello, recomienda a todos los productores usarlas, a pesar de su coste. Mientras un sistema HID de 1000 vatios estándar tiene un precio que oscila entre los 200-500 dólares (167-419 euros), uno de led puede llegar a 2000 dólares (1676 euros). 

Lo que no saben los cannabicultores es que, optando por una inversión más alta, ahorran energía a la larga. Del catálogo de Semillas de marihuana te recomendamos la lámpara led Dominator 2x440W, de gran potencia lumínica mientras consume lo mínimo.

Gress advierte que no se deben esperar los mismos resultados con marcas de lámparas más baratas que con otras menos económicas: “los ledes fueron desarrollados para la industria farmacéutica a un gran costo, y obtenemos el beneficio de esa investigación". 

A medida que el mercado de cannabis continúa creciendo, resulta vital buscar alternativas que reduzcan la huella ambiental, avancen hacia un crecimiento sostenible y mejoren la tecnología de cultivo para dar con nuevos desarrollos para nuestra planta favorita. ¿Te has encontrado en el jardín algún cogollo con puntas blancas?

Volver arriba