Shopping cart

Consejos para consumir cannabis sin riesgos según la ciencia

· Noticias, curiosidades marihuana

La marihuana medicinal ya es legal en Canadá y el año que viene se espera que también lo sea su uso recreativo por parte de los adultos. Tras varias décadas prohibida, se ha impulsado una política basada en evidencias científicas para advertir a las personas sobre algunos riesgos que entraña el consumo y que así puedan tomar sus propias decisiones. Sin embargo, estos consejos son aplicables a cualquiera de nosotros.

Consejos para consumir cannabis sin riesgos según la ciencia

La tasa de consumo de cannabis en Canadá es una de las más altas del mundo. Más del 10 % de los adultos y el 25 % de los adolescentes de este país consumen. Ya que en ocasiones algunas personas no toleran bien la planta y con el fin de prevenir posibles riesgos, las autoridades canadienses han lanzado una serie de observaciones basadas en pruebas científicas, con el fin de que todos disfruten de ella sin problemas.

Las recomendaciones fueron publicadas y están respaldadas por una serie de grupos sanitarios, incluyendo la Asociación Médica de Canadá, la Asociación Canadiense de Salud Pública y el Centro Canadiense sobre el Consumo de Sustancias. Son “una herramienta importante que apoya un enfoque de salud pública para el consumo del cannabis que puede reducir los posibles efectos negativos”, dice Ian Culbert, director ejecutivo de la Asociación Canadiense de Salud Pública. Los investigadores han querido proponer algunos consejos clave para ser más cuidadoso si decides consumir marihuana y nosotros te damos esos y algunos otros. ¡Toma nota!

Evitar la marihuana antes de la mayoría de edad

Aquellos que empiezan tan pronto son más propensos a experimentar diversas lesiones en el cerebro, que no completa su crecimiento hasta mediados de los años 20. Cuanto más se retrase su consumo, mejor será su bienestar general en el futuro y más podrá disfrutar de la planta en la edad adulta.

Escoger un buen producto

El cannabis varía mucho según los ingredientes que contenga y es vital que el usuario sepa de antemano la composición de lo que va a consumir. Se ha comprobado que una alta cantidad de tetrahidrocannabinol (THC) puede provocar un colocón muy fuerte, por lo que los novatos deben hacer un uso reducido. Otros componentes, como el cannabidiol (CBD), atenúan las posibles secuelas que deja el THC. Por lo tanto, escoger una marihuana baja en THC y con alto contenido en CBD es la clave más saludable para aquellos que teman un mal viaje.

No usar cannabinoides sintéticos

Se recomienda no usar productos como el K2, también conocido como Spice, porque tienden a ser psicoactivos muy peligrosos que incluso pueden llegar a producir la muerte. Paul L. Prather, coautor de un estudio publicado en marzo de este año sobre la materia, considera que “la gente ve cualquier cosa relacionada con marihuana en la etiqueta y se cree que es seguro, pero estos compuestos sintéticos no son marihuana. Nunca sabes lo que contienen".

No fumes marihuana con tabaco

El humo del cannabis no es perjudicial, pero los componentes del tabaco con el que algunos usuarios suelen mezclarlo pueden dar lugar a varias enfermedades bronquiales; la más grave, el cáncer de pulmón. Puedes servirte de métodos alternativos para consumir, como la inhalación con vaporizador, dispositivos de cigarrillos electrónicos, pipas de agua, comestibles o bebidas. Estas fórmulas resultan el sistema más seguro para consumir cannabis.

No obstante, pese a que son las formas más saludables, tampoco están exentas de peligros, porque con ellas el inicio del efecto psicoactivo tarda más y puede hacer que el usuario tienda a aumentar las dosis. Por tanto, hay que extremar también las precauciones.

No a la maniobra de Valsalva

Algunos han llevado este tradicional método médico para expulsar pus del oído medio al terreno de la marihuana, intentando forzar la exhalación del aire con la boca y nariz cerradas. Esto produce un aumento de la presión dentro de las vías respiratorias y espacios conectados con ellas. La inhalación profunda para aumentar el efecto psicoactivo hace que la ingesta de material en el sistema pulmonar sea mayor, por lo que el colocón puede ser algo perjudicial.

Racionar el consumo

Ya que algunas personas no toleran bien el efecto del cannabis, a ellas se les recomienda consumir solo un día a la semana o el fin de semana como máximo. Es importante que el usuario conozca cuál es su nivel de tolerancia con el producto, porque un exceso en el consumo puede traer consecuencias negativas, según han ido señalando diversos estudios realizados en Grecia, Suecia o Nueva Zelanda.

En la carretera, no mezclar marihuana y alcohol

Si el cannabis se mezcla con el alcohol multiplica el deterioro del individuo y la inseguridad es mucho mayor ante el volante. Es más, consumir solo cannabis no parece tener ningún efecto en el coche: los estudios para establecer un nivel máximo de THC en sangre son contradictorios, pues a cada persona le afecta de una manera diferente.

Cuidado si estás embarazada o lactando

Todavía faltan estudios en profundidad sobre los efectos del cannabis sobre el feto; por ello, muchas madres deciden no consumir la planta. Como también hay riesgos de que el THC se transmita por la leche materna y se desconoce su efecto sobre los bebés, tampoco se recomienda a las madres lactantes.

No olvides que mezclar cualquiera de estos comportamientos perjudiciales que acredita la ciencia afectará aún más a tu salud y bienestar a largo plazo. Si sigues estos consejos eliminarás los posibles efectos negativos de nuestra planta favorita. ¡A disfrutarla!

Volver arriba